REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 03/05/2017
La imposible crisis de Anesco.

Más que con Maersk están enfadados con el Gobierno.

Las diferencias de opiniones y el juego de los inversores internacionales.
 
El comunicado de Maersk de la semana pasado instando al Gobierno a legislar sobre la base del pacto entre empresarios y estibadores sentó mal en parte de Anesco, según fuentes bien informadas, pero la sangre no llegará al río. Las reacciones, siempre en privado, han ido desde la mayor irritación y la búsqueda de un procedimiento sancionador al encogimiento de hombros por una situación largamente larvada para muchos.

La realidad es que el tema de la reforma está tan enturbiado que puede que de lo mismo, porque hay tantas fuerzas encontradas, incluso dentro del mismo Gobierno, que puede que a corto plazo veamos una convocatoria de huelga que Coordinadora preparó coincidiendo con el fin de semana del primero de mayo.
 

Maersk, la naviera, que no APM Terminals,
se pronunció claramente a favor del acuerdo con los estibadores, especialmente con Coordinadora, que ya se conoce en el sector con el argot de 27-3.

El caso es que Anesco, que refrendó inmediatamente con un comunicado de prensa, aquel acuerdo, o preacuerdo como dicen algunos, a través de su director general Pedro García Navarro y a través de la agencia de comunicación elegida por su Presidencia, poco puede hacer contra Maersk, ya que como se preguntan algunos, ¿Es Maersk socia de Anesco?

De serlo, lo sería indirectamente a través de APM Terminals, pero difícilmente se puede echar a alguien que no es miembro de un club.

Además, otros se preguntan si es que hay un procedimiento en Anesco para echar a alguno de sus socios. Es decir, que esto de sancionar, o en su caso separar a Maersk de Anesco, ni se contempla, entre otras cosas porque su último efecto podría ser totalmente contrario y contraproducente.

La realidad es la que es y las grandes navieras pueden acabar asomando al mundo asociativo con su propia asociación y su propio lobby dando un fuerte golpe al resto de asociaciones, como Anesco. Ya se pidió una revisión de los Estatutos de Anesco que priman cierto tipo de representatividad por empresa mas que por facturación o empleo global. No se convocó dicha asamblea para cambiar los estatutos, se dejó hacer.
 
Esto esconde la irritación, la frustración, pero sobre todo con el Gobierno. Con quien está molesto y mucho es con el Gobierno, por eso menos con Maersk que es de los pocos que creen que se puede sacar algo positivo. Otros dicen que Maersk mira por no acabar desayunándose lo negativo, los paros.
 
Los miembros de Anesco, en desacuerdo con aquello que llaman el preacuerdo del 27-3, han tardado más de un mes en darse cuenta de que lo que no se rechaza se otorga, y más que con Maersk temen que el Gobierno haga menos todavía y lo vuelva en su contra.

Ahora reivindican que un acuerdo o ese preacuerdo para convertirse en acuerdo había tenido que ser refrendado por la asamblea de Anesco, pero eso es ahora bastante poco eficaz, sobre todo, cuando eso se hacía en el marco de una negociación formal y con el Gobierno presente y el presidente del Consejo Económico y Social como notario mayor.
 
Además, como esgrimen los favorables al acuerdo, al menos deberían haber estado presentes en las negociaciones algunos de los críticos.
 
En cualquier caso esto evidencia, como la frustración del empresariado con el Gobierno, ha dejado pasar oportunidades de escenificar soluciones y unidad frente al Gobierno al que echan toda la culpa de haber conseguido que el Parlamento se pusiese de parte de los estibadores.

Logró el Gobierno que "ningún partido político pusiese sobre la mesa que la masa salarial de los estibadores debería moderarse o bajar", ni eliminar sus abusos, si eso es "lo que quiere el Parlamento español", que para eso "aplaudió el inflado" marco salarial de los estibadores y, sobre todo, sus prácticas, que hacen anticompetitivos ciertas operaciones portuarias, poco hay que hacer, dicen.
 
Uno de ellos, ante la agria frustración, se pregunta que si el Gobierno lo que ha conseguido es refrendar un apoyo parlamentario, que antes no tenían los estibadores, quizás lo que no funcione sea el sistema de Puertos del Estado.
 
Sistema de Puertos del Estado, que también se ha puesto en evidencia para algunos de los empresarios al, primero fracasar en la estrategia de la reforma, por lo menos hasta ahora, y por otro lado, airear que sus propias plantillas son como las de los estibadores, 5.600 personas que, aunque cobren la mitad, 200 millones, frente a los 500 de los estibadores, puede que estén también infladas y necesitadas de un severo recorte y de reorganización, dicen.
 
Por así decirlo, el empresariado frustrado, al ver que no se resuelve ni mínimamente sus problemas, quiere tirar la baraja para recomponer todo el sistema de nuevo.
 
Así están las cosas en Anesco, como mínimo paralizadas, mientras que al no recibir el correcto auxilio del Gobierno, creen que debería legislar en solitario y sin meterlos de por medio, ya que creen que el comunicado de Maersk solo refleja el efectivo chantaje de Coordinadora.

Mientras
esta se prepara para dar un golpe de efecto con una huelga que parece que se localizará en el puerto de Valencia. Esta está organizando su caja de resistencia, pidiendo una contribución para todos los estibadores de, al parecer, 100 euros inicialmente, y visitando sus altos jerarcas Valencia en el puente de mayo para que, con la excusa de actos solidarios, poner a punto lo que puede ser una huelga de bajo rendimiento localizada en Valencia y dentro de ella presionando a Noatum.
 
Aunque todo esto parece ser que se está haciendo con el máximo sigilo, eliminando todas las comunicaciones electrónicas y de voz, por unas reuniones presenciales, cara a cara y herméticas.

Al mismo tiempo, parece ser que puertos del Estado y la Seguridad del Estado, en alerta, intentan adelantarse y sobre todo a dar instrucciones para exigir, por ejemplo, a la SAGEP de Valencia despidos ya de una vez por los bajos rendimientos.

Recuérdese que ya ha habido cartas de apercibimiento, amonestación y sanción pero que estas como en cualquier caso de procesos de sanciones laborales, tienen que al final resolverse en los tribunales de magistratura con muy incierto resultado para la SAGEP.

Evidentemente,
las espadas están en alto, muy en alto.


Comparte esta página en Facebook

 

DÉJENOS SU OPINIÓN O COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTICIA, SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS SI NO LA OPINION ES ANONIMA Y NO PODEMOS CONTESTARLE. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA.

SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

Mensaje


LAS MAS LEIDAS DE LA HEMEROTECA.

  NOW IN ENGLISH
THE WEB OF THE DECISION MAKERS

REVISTA TRANSPORTE Y LOGÍSTICA - 09/05/2017
Creciente escasez de contenedores frigoríficos.

REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 08/05/2017 
El Índice Mundial de Contenedores sube un 13%.



Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/Algabeño 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 / Email:suscripciones@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./