REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 22/05/2018
Editorial.

Nunca tantos tan capaces, y bien intencionados hicieron tanto daño.


Churchill dijo aquello de “nunca tan pocos han hecho tanto para tantos”. Parodiando lo que le dijo Churchill a los jóvenes pilotos de la  Batalla de Inglaterra; de la acción política en los puertos, y por extensión en la política española, se puede decir que “nunca tantos tan capaces han hecho tanto daño”. En este caso hay que lamentar que nunca un cuadro de personalidades tan capaces y podemos decir que tan bien intencionadas han hecho tanto daño o retrasado tanto el progreso de un país. Hay que lamentarlo doblemente porque ellos son quizá el mejor exponente o un exponente que no podemos decir malo de nuestra alta clase social, la clase social dirigente del país. Quizá que no es solo el suyo su fracaso sino el de todos.

Nos referimos a las reformas estructurales, que tras aquella cura de irrealismo de los dos gobiernos del visionario Zapatero, no se han hecho en España, aún teniendo en los cuatro años iniciales una mayoría absoluta.

Quizá Mariano Rajoy no era la persona mejor equipada para dirigir una contraofensiva. Sin duda lo hizo e hizo bien como Churchill resistiendo ante lo que le parecía una humillación de verse sometidos a una intervención, a un rescate por parte la Unión Europea.

Ahora en perspectiva puede que su resistencia numantina fuese también otro error. Está claro que Mariano Rajoy no era el hombre para una contraofensiva, una revigorizacion del tejido español. Tras la crisis del año 2008 que no queremos reconocer que se pareció a la del 98, pero que conmovió los cimientos, no solo de la economía española, sino de la capitalista en su conjunto y todavía los conmueve se necesitaba no solo a un presidente sino a toda una generación de renovadores españoles.

No los ha habido ni en el Partido Popular pero tampoco en el Partido Socialista ni en el resto de los partidos aunque puede que algunas veces asome Ciudadanos como ese partido renovador que siempre han querido los regeneracionistas españoles.

Por cuestiones de espacio no se puede repasar todos los ámbitos donde no se han hecho las necesarias reformas, pero en el caso de los puertos, cegados por el indudable éxito de haber construido una red moderna capaz y en principio exenta de las tremendas mafias y restricciones a la competencia que asolan gran parte del resto de los puertos europeos; no hemos sabido definitivamente impulsar un espacio marítimo portuario moderno, español y con ello queremos decir con beneficios a largo plazo para el conjunto del pueblo de este país.

El fracaso en la reforma de la estiba es un ejemplo paradigmático. Una vez más tuvimos que llamar a los de Flandes, en este caso la Comisión Europea, para que viniesen a resolvernos un problema, el de la estiba, que no parecíamos saber resolver nosotros. Como tantas otras veces el recurso al extranjero, al modelo de fuera, cuando en este acaso además no existe que sea mejor, no ha servido para nada.

Nos denunciaron o autodenunciamos, llegó una sentencia que más que una sentencia, son unas directrices tampoco muy claras, porque en Europa no las tienen, y de todo ello no supimos aprender. Se han entablado estériles batallas con los trabajadores de los puertos que son los estibadores. Se ha realizado concesiones tras concesiones al empresariado portuario cuando no hay ni uno solo de ellos que no se crea en el fondo un privilegiado por tener un hueco en un puerto español. Nadie se va de un puerto.

Es más su sentimiento sería más profundo y sus ganas de invertir mayores si se hubiesen resuelto las incógnitas de tener un modelo definitivo correcto justo y equitativo para todos en los puertos españoles, que de estarles dando concesiones.

Se ha devenido sin embargo en que tras concesiones y concesiones al empresariado, este todavía está justamente insatisfecho porque en lo que son las relaciones laborales que un Estado debe de establecer para todos, el Gobierno español, el Ministerio de Fomento y Puertos del Estado campan en su ausencia.

Por otro lado a los estibadores a los cuales a algunos se les mantiene en una privilegiada posición; durante diez años de continuas discusiones sobre si es bueno o es malo el modelo, hoy en día están más enardecidos y encastillados que nunca.

Han hecho con éxito un cambio generacional de liderazgo en sus filas, se han adaptado a las nuevas redes sociales, y son la punta de lanza de un sindicalismo estatal, que quiere estimular a otros colectivos, en un momento especialmente delicado socialmente. Han sabido reforzarse. El Gobierno de los españoles no.


Mientras tanto el sistema camina hacia horizontes de mayor automatización y gigantismo en los puertos que harán menos necesaria la mano de obra directa. Caminan los puertos en un horizonte de 5 a 10 años a continuas transformaciones en las plantillas que o mucho nos equivocamos o serán soportadas por el erario público que no acaba a pesar de todas las declaraciones de falso liberalismo, de desembarazarse de un sector en el que nada pinta.

Muchos entre ellos parte del empresariado consideran que la pretendida reforma de la estiba de la Ley 8/2017 no avanza y que se corre el riesgo de simple y llanamente dejar las cosas igual.

Sin compartir todo este fatalismo es verdad que se puede prolongar el Statu Quo de la estiba durante 4 o 5 años.

Al mismo tiempo que gobiernos progresivamente de centro-izquierda tengan más difícil reformas laborales hasta que la realidad de los hechos de la automatización y las alternativas de otros puertos en otros lugares del Mediterráneo o Europa hagan precipitarse la situación boyante de los puertos españoles en cuanto al tránsito se refiere.

El ministro actual y su Gobierno parecen atenazados como antes lo estuvieron otros por diferentes miedos, pero ahora presos del miedo electoral, del intentar lograr que se termine la legislatura sin graves conflictos, sin grandes desafíos y por tanto sin grandes retos, simple y llanamente firman un lamentable epílogo a la frase inicial donde personas tan capaces, tan bien formadas con tantos estudios, con capacidad de trabajo, nos han llevado al fracaso.

Noticias relacionadas

La sociedad portuaria se resigna a no ver reformada la estiba. Este Gobierno abdica de toda reforma en la estiba. El sentir en el sector es que no se hará nada en la estiba en mucho tiempo.

Anesco se encomienda al señor. Anesco apuesta por una negociación efectiva del nuevo acuerdo estatal del sector de la estiba.

El profeta de los puertos: "Acudid en libertad a la bolsa de estibadores de puertos". "Seréis libres". Por los Fareros.

Comparte esta página en Facebook

 

OPINE O APORTE DE INMEDIATO EN NUESTRO NUMERO DE WHASTAPP 699 84 01 52.

SI TIENE INFORMACION CONFIDENCIAL SOBRE ESTE ASUNTO ENVIENOSLA AL CORREO ANONIMO investigacion@logisticaytransporte.es

SI LO QUE QUIERE ES APORTAR UNA OPINION O COMENTARIO SOBRE ESTA NOTICIA DE FORMA ANONIMA HAGALO EN EL FORMULARIO.
PERO SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS DE EMAIL Y TELEFONO SI NO ES IMPOSIBLE CONTACTAR CON USTED. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA. SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

NO PONGA COMILLAS, NI CARACTERES EXTRAÑOS EN SU OPINION. NO LOS COGE EL GESTOR E INTERRUMPE LA OPINION, Y NO LLEGA ENTERA.


Mensaje


LAS MAS LEIDAS DE LA HEMEROTECA.

premiumREVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 21/09/2018
La huelga del puerto de Lisboa se prolonga.

premiumREVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 21/09/2018
Damco se integra más en Maersk, tras el fracaso de Damco.

premiumREVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 20/09/2018
Maersk aclara detalles sobre sus nuevos recargos adicionales en España.

premiumREVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 17/09/2018 

¿Es Evergreen el próximo objetivo de CMA CGM?


premiumREVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 12/09/2018
Cardona pedirá a Chacón 65 millones más en inversión.

premiumREVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 10/09/2018
Huelga en el puerto de Lisboa.


Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/Algabeño 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 / Email:suscripciones@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./