REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 17/05/2018

Editorial

El total desastre de la institución de la presidencia de una AA.PP.

La gobernanza de los presidentes de puertos.

La situación de la institución de la presidencia de una autoridad portuaria ha llegado a tal deterioro que bueno sería pensar que ha llegado a un punto de no retorno. Sin embargo para Puertos del Estado el torrente de dimisiones, es el principio del cambio y de arreglar las cosas y de corregir la conducta en las presidencias de las autoridades portuarias. Apuntándose el tanto. Para las comunidades portuarias esta visión es demasiado optimista. Para los propios presidentes los problemas y las responsabilidades no paran de crecer.

La cadena de dimisiones de presidentes de puertos, nunca antes vista, da pie a hacer un relato de cual es la situación. Una situación la de la institución de presidente de la autoridad portuaria que está en crisis, en el sentido de que se está abriendo un proceso de cambio sobre ella y que incluso los protagonistas así lo perciben por los riesgos y las situaciones algunas veces disparatadas que se dan en su trabajo.

Empecemos porque entre los presidentes de autoridades portuarias los encausados por la Justicia son varios. Desde José Torrado recién dimitido presidente de la autoridad portuaria de Ceuta, al que se le ha abierto juicio oral por presuntos sobornos y prevaricación en la gestión del Puerto Deportivo de Ceuta; a los pleitos que se lleva Luis Ibarra presidente cesado del Puerto de Las Palmas, las diligencias judiciales del presidente del Puerto de Barcelona, la investigación de la Fiscalía del presidente de Tenerife...por citar alguno de los casos conocidos.

No sería justo significar algunos presidentes sin hacer un repaso circular de la situación de las presidencias de los puertos españoles, comenzando por Gijón un puerto intervenido donde se le reclama a los anteriores presidentes y directores del puerto 130 millones y están imputados en una causa penal por los modificados de obra de la ampliación del Musel. Buen ejemplo de lo que puede acarrear ser presidente de una AA.PP obediente a los políticos de turno.

En Gijón hay un presidente Laureano Lourido histórico militante de UGT, censurado por Puertos del Estado al nombrar a su director Barettino al que Llorca vetó sin éxito.

No desaprovecha la más mínima oportunidad para defender la gestión de los hoy encausados. Pasando al Puerto de Santander, un presidente en el alero tanto por el lado del que le ha nombrado, Revilla, como por el Ministro que le tienen en la diana por la defensa de los terrenos de la Pasiega. Un presidente que en Madrid dicen está en todos sitios menos en el Puerto, y más en Alemania que en su despacho, lógica situación si se ve perseguido por propios y extraños en su sillón presidencial.

En Bilbao el presidente lleva el apellido de un insigne Consejero de Interior del partido del PNV se le asigna una gestión eficaz y por lo menos es de los que ha elegido marcharse porque se ha buscado un destino mejor, algo bastante inédito en el mundo portuario cementerio de elefantes de ex políticos todavía en activo. A pesar de ello a Atutxa se le ha criticado desde la Administración por haber anunciado su pase a la empresa privada sin haber consultado sus incompatibilidades.

Barcelona, un político de primera línea pero de los que nunca ha figurado, Sixte Cambra amigo personal del ex presidente Mas y persona que se le ha relacionado con la alta esfera de Convergencia y Unió en el puente entre la era Pujol y la era Mas se encuentra bajo las diligencias tanto del juez de Barcelona que ordenó su momentánea detención y su declaración como testigo espera según revelación del mismo ministro la llamada o no de la Audiencia Nacional a donde se han pasado las diligencias.

Un presidente al que su Ministro de Fomento, del que depende funcionalmente se refiere con el apelativo poco educado de "Este señor..." dice bastante de la relación profesional. 

Suficiente y elocuente testimonio de cómo están las cosas entre "este" presidente y "este" ministro. Por no añadir las cosas que el portavoz de Ciudadanos ha dicho sobre él en el Parlamento español como parte de lo que el señor Girauta llamó una "trama delincuencial". Botón de muestra de la delicada situación de Sixte Cambra a la que él mismo puso plazo al anunciar en diciembre que dejaría el cargo en cuanto se nombrase un nuevo gobierno de la Generalitat.

En Valencia hay calma entre el presidente de Castellón, simpático personaje que se declaró a su pareja en pública sede parlamentaria, al ancla que un viejo servidor público como Aurelio Martínez mantiene en el Puerto de Valencia después de una sucesión de presidentes de nombre arcangelicial pero también con pleitos ante la Justicia que han ido salvando de una forma u otra pero que todavía podrían dar disgustos a Rafael Aznar desde la Fórmula1 a la compra del yate del puerto.

En Cartagena, el actual presidente es demasiado joven e inédito y temprano para juzgarle pero el anterior Antonio Sevilla hombre bien intencionado está en el centro de la historia de la desaladora de escombreras y el otorgamiento de obras a empresas cercanas al Partido Popular en el Puerto de Cartagena.

Andalucía en cuanto a presidentes de puertos podría parecer el estanque dorado gracias a que el régimen andaluz los maneja como procónsules de la antigua Roma, aún así y aunque están protegidos, porque Puertos del Estado sabe que llevarse mal con los presidentes de los puertos del principal partido de la oposición le podría suponer una revuelta de 8 o 9 presidentes, sin embargo y a pesar de ello tiene claros enfrentamientos con algunos de ellos.

A pesar del perfil de viejos políticos en activo y en muchos casos que tienen o han tenido más que ver con el aparato del régimen andaluz y por tanto con antiguas cuentas saldadas o pendientes, están los ejemplos del presidente del Puerto de Algeciras en abierto enfrentamiento con Madrid y gestando un puerto el de Algeciras sometido a múltiples críticas.

Morón que también ha puesto plazo a su permanencia, ha gestionado un puerto como ha podido, pero parece que hace rato que pasó su tiempo como él mismo ha venido a admitir. Como botón de muestra decir que en Puertos del Estado han dicho que está "hundiendo el puerto", lapidaria sentencia que pocas veces se ha visto airear del presidente de un puerto profesional e ingeniero. Y la última revelación en sede parlamentaria de que propició que se aumentase el censo de estibadores para proteger a Maersk frente a CMA CGA candidata a Isla Verde es muy fuerte. Es decir un colaborador de la temida Coordinadora.

En nuestras plazas de soberanía, los viejos presidentes ex políticos de primera línea que han estado en el Puerto de Melilla y de Ceuta, han dado también en algún caso para el escándalo, el cese del bueno de José Torrado decano y vivaraz, cariñosamente abuelo, de los puertos españoles, porque es el que más ha durado sin contar con los 19 años, del bonachón cascarrabias que fue Adrián Ángel Viudes se ve inmerso en un juicio oral que le ha apartado inmediatamente de la presidencia.

Para colorear el panorama se ha enviado a modo de cónsul de Roma a Rafael Rodríguez Valero el hasta ahora director general de la Marina Mercante, en una especie de destino a mejores aires y aguas termales, en la España Ulterior. Cómo estarán las cosas aquí en la Dirección General de la Marina Mercante y allí en el Puerto de Ceuta para haber mandado al gallego Rodríguez.

La situación de los puertos canarios en cuanto a la institución de la presidencia es poco edificante.

El presidente del Puerto de Las Palmas que es la última cabeza visible de un elenco de presidentes de la AA.PP. de Las Palmas, a cada cual más polémico según su prensa incluso local, y más implicado en diversos procesos, se marcha tras una larguísima batalla con Puertos del Estado y con varios procesos abiertos donde Puertos del Estado puede que le acabe reclamando importantes cantidades. Desde las partidas de la construcción del dique Reina Sofía a la deuda increíble de la sociedad de estiba de Las Palmas, más las concesiones disputadas en los tribunales de terminales portuarias, como hace Boluda con la de Gesport, Ibarra se marcha en la polémica.

Y no lo ha hecho fruto de un limpio proceso administrativo claro y transparente si no de un acuerdo fraguado entre Coalición Canaria y el Partido Popular que para algunos es un manejo más de fontanería política y para otros en Madrid es un ejemplo de que en los puertos se mete mano y se van a cambiar las cosas, quédense con una mezcla de las dos.

Por último en Canarias el presidente del Puerto de Tenerife se ve asediado por todos los frentes habiendo cesado a Rafael Díaz su anterior director que ha dicho de él en la prensa de todo y que parece ser el motivo de que la Fiscalía le haya abierto una presunta investigación por irregularidades en la contratación de personal en la autoridad portuaria en prensa a una señorita, que al parecer cobraba sin cumplir todos los procedimientos administrativos correctos.

Por otro lado Melchior se ha visto en la necesidad de amenazar con querellas criminales a aquellos que le involucren como ha hecho la jueza Rosell, ex diputada de Podemos, en un caso de acoso laboral y de género. El caso de su relación con la ex diputada de Coalición Canaria Dulce Xerac es motivo de  conversaciones en toda Canarias. Pero su rifirrafe con el antiguo director está sacando a la luz otras cuestiones que ahora se centran en un ataque sobre el actual director Luis Santana por sus vinculaciones con empresas portuarias que podían serle incompatibles con el desarrollo de su actual labor.

Acabando con la Comunidad Autónoma gallega del mismo color político del Ministro y el presidente de Puertos del Estado no es todo paz lo que debería de serlo.

En la comunidad gallega nos encontramos con otra división de poder entre lo que manda la comunidad en este caso como es del partido en el gobierno tiene que obedecer también al gobierno, y lo que intenta mandar y manda la comunidad, desde Enrique López Veiga el presidente de Vigo látigo de todo lo que se pueda poner delante, incluido al presidente de la autoridad portuaria hermana y vecina de Marín. Los mismos rifirrafes entre ellos exponen bien a las claras las diferencias entre un presidente nombrado por la autonomía López Veiga y otro al que le atribuye su relación familiar con la ex ministra de Fomento y actual presidenta de la Cámara del Congreso de los Diputados, su nombramiento.

Nos encontramos con que Marín el presidente por otro lado una persona sensata y que podía decirse que idónea para el cargo, es el marido de la que fue y firmó su nombramiento la ex ministra de Fomento Ana Pastor. Por otro lado, Enrique López Veiga antiguo funcionario y eurodiputado de largos conocimientos administrativos ejerce como látigo autonómico en el otro lado del cuadrilátero.

Este es un breve resumen de lo más significativo y que se puede contar de la institución actual de la presidencia de un puerto del Estado español, no sería justa la galería de retratos si no se hiciese Justicia al incluir la de los presidentes de Puertos del Estado, una galería que existe y que da fe de personajes también que han hecho historia empezando por el actual morador de la avenida del Partenón, un benévolo autócrata que dejará su impronta personal, mucho mejor que en las leyes que aprobó, ineficaces, y le recordarán mejor por simple comparación con los pelos de su antecesor González-Laxe o el busto romano de Mariano Navas, o el agitante Fernando Palao.

Esta es una historia que como bien se comprende es un retrato benévolo de unas situaciones que con el dinero que se mueve en los puertos es insostenible.

Una situación donde no se narra pero existe la otra cara de la moneda de los presidentes de los puertos que se ven obligados a esconderse o huir de su despacho continuamente asediados por el poder autonómico que les nombró.

Forzados a hacer toda suerte de componendas en los que como se ha visto pueden arriesgar su patrimonio personal si el Tribunal de Cuentas persiste en su afán de reclamar el dinero que puede desviarse en el ejercicio de su cargo, los presidentes de puertos están sometidos a enormes presiones no hay duda de que algunos tomen salidas histriónicas en su conducta.

Unen a su condición y condiciones por las que han sido nombrados a presiones del Gobierno central y del Gobierno Autonómico todo ello sin un estatus definido, sin un cuadro de responsabilidades que quede claro y que últimamente está derivando en que ya no quieran firmar el más mínimo papel porque un estado que es incapaz de organizar un marco adecuado de conducta, y les reclama personalmente y dinerariamente, a las primeras de cambio cualquier error de ellos, de su entorno o del sistema, es insostenible.






















Comparte esta página en Facebook

 

OPINE O APORTE DE INMEDIATO EN NUESTRO NUMERO DE WHASTAPP 699 84 01 52.

SI TIENE INFORMACION CONFIDENCIAL SOBRE ESTE ASUNTO ENVIENOSLA AL CORREO ANONIMO investigacion@logisticaytransporte.es

SI LO QUE QUIERE ES APORTAR UNA OPINION O COMENTARIO SOBRE ESTA NOTICIA DE FORMA ANONIMA HAGALO EN EL FORMULARIO.
PERO SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS DE EMAIL Y TELEFONO SI NO ES IMPOSIBLE CONTACTAR CON USTED. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA. SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

NO PONGA COMILLAS, NI CARACTERES EXTRAÑOS EN SU OPINION. NO LOS COGE EL GESTOR E INTERRUMPE LA OPINION, Y NO LLEGA ENTERA.


Mensaje


LAS MAS LEIDAS DE LA HEMEROTECA.



premiumREVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 05/12/2018
Maersk aumenta sus tarifas desde Lejano Oriente hacia el Mediterráneo.

REVISTA LOGÍSTICA TRANSPORTE Y ALMACENAJE - 30/11/2018 
La construcción del nuevo Depósito Franco de Cartagena podría comenzar en 2019.

REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 23/11/2018
El tráfico Ro Ro crece un 8% en septiembre.


REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 22/11/2018
Gentrificación de la Estiba.

Por Enrique Arraiz-Curbelo.


REVISTA LOGÍSTICA TRANSPORTE Y ALMACENAJE - 22/11/2018
Violeta Bulc apuesta por incluir el tren de Teruel en la red transeuropea.



Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/Algabeño 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 / Email:suscripciones@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./