REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 16/05/2017
A tomar por.... la reforma de los puertos *. 
 

Bajada de pantalones del ministro y su séquito.

Por los Fareros.


Mariano ha incumplido una vez más una de sus promesas electorales. La reforma estructural más clara de la industria española, que ya, por tener poca industria, podemos llamar a los puertos la última industria estatal que tiene, y ha fracasado.

*Nota, el titular se ha censurado por razones de buen gusto.
 
Lo ha hecho estrepitosamente, retrocediendo hasta sus últimas posiciones que, con gran alarde el ministro de la Serna había puesto muy altas. El problema es que, no es que la reforma de la estiba quede en agua de borrajas es que sobre ella se sustentaba una reforma de los puertos en España. 

Entregado el "pan de la estiba" que es el movimiento de coches, que es lo que da "paz social" como dice Coello, solo falta garantizar el empleo, por que la formación y los sueldos ya se han cedido.

Puertos que son estatales, autonómicos y completamente politizados. Entre 5.600 funcionarios más 6.200 estibadores, más de 12.000 "para-funcionarios" trabajan en los puertos españoles. La tan cacareada reforma de la Administración Pública evidencia aquí cómo se puede hacer agua a borbotones. El empleo público y para-público en los puertos españoles no ha hecho nada más que crecer durante la crisis, lo sueldos de los estibadores también un desmadre de empleo casi público. 
 
Los puertos viven de que las mercancías que consumen los españoles sean más caras que si hubiese libre competencia en ellos. No es por falta de intracompetencia en superficie y muelles. España tiene el más alto ratio de metros de muelle, aguas abrigadas y espacios de terminales portuarios de todo el mundo y, además, las más modernas. 
 
Lo que ocurre es que están en manos del Estado y éste se niega a abrirlos a la competencia.
 
No es que en otros países de la Unión Europea sean un alarde de liberalismo, salvo en el Reino Unido, pero que España, con tantos puertos y tantos muelles se ponga a la cola de Europa en competitividad de los puertos es lamentable.
 
Pero el hecho es más que lamentable. Marruecos ya mueve en un solo puerto más contenedores que todos los puertos de España. Y en breve moverá aún más. España tiene 10 fábricas de coches. En breve Marruecos tendrá 4 y ya tiene 2. 
 
Esta claro que los puertos españoles, a pesar de tener tráficos cautivos, y muy cautivos, están perdiendo puntos y más cuando se hagan otros puertos como el que quieren hacer los argelinos copiando el éxito de Tánger.
 
También es verdad que a Mariano le han dejado solo todo el mundo. Los inconsecuentes y poco claros de Ciudadanos votaron en contra de esta reforma de los puertos. Propiciaron el momento de mayor debilidad política que ha tenido Rajoy en todos estos años. Pero, en vez de convocar inmediatamente elecciones, una vez más optó por procrastinar. Es decir, perder el tiempo.
 
La huida, la retirada, la bajada de pantalones del ministro y su equipo es más que una durísima derrota política, un sonrojante episodio que querrán olvidar. Sobre todo porque el ministro y los redactores del Real Decreto, José Llorca y Julio Gómez-Pomar, se embarcaron en la defensa de una reforma de la estiba que iba más allá que lo que pedía la sentencia europea ambiciosa y contundente. El ministro se dedicó a repetir semana tras semana que aprobaría ese Real Decreto y en cuanto tuviese apoyos parlamentarios.

La ingenuidad del ministro que ni se ha acercado a negociar, que ha subestimado a los estibadores, ha conseguido que estos se vayan viniendo arriba conforme pasa el tiempo.

Una generación de jovencitos por los que sus padres, los Julianes García, no daban un duro, han conseguido rearmarse en las redes sociales y darle la vuelta a un relato, a una narrativa que tenían perdida, ahora en vez de privilegiados que cobran 80.000 euros por mover cajitas, parecen una víctimas de la globalización con chalequitos de barrenderos. Pobres. Lo peor no es eso es que trabajan como quieren y cuando quieren.

Y eso que el ministro y su equipo les ha tirado con todo, empleando y engrasando a fondo los medios de comunicación convencionales poniendo publicidad aquí y allá. Ni por esas.
 
El ministro y sus boys algunos talluditos, aunque ahora le echen la culpa a las "niñas" han cometido otro error, despreciar a los sindicatos de clase, UGT y CC.OO que enemigos íntimos de Coordinadora por que los aplastó sin piedad en los años 80, hubiesen estado dispuestos a jugar otro papel. Ahora aprovechan el revival de la lucha obrera, a lomos increíblemente de estos nuevos marineros del Potemkin, que viajan en BMW. No se lo creen ni ellos y es el modelo para otras luchas, ya les gustaría que los profesores, médicos o enfermeras, tuviesen esa organización, están intentando copiar el modelo, del Ni Un paso Atrás.

Lo que hemos conocido desde el empresariado como proyecto de Real Decreto sobre la mesa del consejo de ministros y luego publicado no es eso, no es una reforma de verdad y sino al tiempo.
 
La maquinaria del Ministerio de Fomento y de Puertos del Estado pagando con su publicidad a los medios generalistas ocultarán esto a la Opinión Pública. A esa Opinión Pública que cree que tiene un partido de centro derecha en la Moncloa. El fraude es de proporciones descomunales.
 
Aunque las empresas estibadoras aprueben el Real Decreto que les blinda de la entrada de otros competidores y mantiene el statu quo y qué decir de los estibadores que mantienen sus privilegios y sus métodos de trabajo, querrán ocultar a la sociedad el alcance del desastre.
 
Venderán que todos en las comunidades portuarias tienen interés en mantener el statu quo, en seguir cobrando de la "vaca".

La vaca son los contenedores que se arriman a nuestros puertos, los coches a los que los crujen con el doble o el triple del coste de manipulación portuaria, los graneles… En fin, todo lo que los españoles consumen ya que gran parte de lo que consumimos, lo importamos por los puertos.
 
Y lo que es peor, grabando a nuestras exportaciones, que son las que deben de sostener nuestro crecimiento desde la crisis hacia adelante. Pero esto es una cuestión además de ideología y de modelo de sociedad. 

Encima la NO REFORMA viene acompañada de peajes a las Comunidades Autónomas del País Vasco, Cataluña y Canarias, aún peor. Pero cualquier ocasión es buena para ceder es el lema de los Mariano boys. Y Riverita no da ni para chófer de Macrón.
 
Aquí todo el mundo ha tirado la toalla de defender unos mínimos principios. Si el joven ministro de la Serna tuviese el talento y el valor de Manuel Macrón, dimitiría, se marcharía como hizo éste del gobierno de Hollande.

El PP como partido motor de cambios estructurales está muerto.

Otra cosa es que no lo vean como no lo veían los poderosos jerarcas del partido socialista francés hace 6 meses. Aquí no ha habido nadie del PP ni un diputado díscolo que no ya dimita y entregue su acta de diputado pero al menos forme un escándalo haciendo unas declaraciones en contra de esta medida que va en contra de la economía y de los principios que debe de regir una economía de mercado para que sea justa y asumible por 18 millones de trabajadores.
 
Esta reforma de los puertos es una carcajada.

Es consolidar una forma de mantener los privilegios portuarios de los estibadores, de las empresas y de los funcionarios, que tardará muchos años en poderse desmontar una vez que se ha perdido esta oportunidad histórica.
 
Camina la economía española sujetada por el viento a favor del turismo nuestras exportaciones agrícolas y una industria del automóvil que se va marchando y además está ocultamente subvencionada. 
 
El resto del tejido industrial del verdadero tejido industrial es un desierto de pobreza y de empresas. 
 
La reforma de los puertos que no era sólo de la estiba es un ejemplo patente de cómo manteniendo los privilegios estructurales de los lobbies económicos se camina adecuadamente al desastre económico. 
 
Mientras que mantengamos la ficción de que hay un crecimiento económico del 3%, algo que no se cree nadie porque en 15 o 18 años habríamos duplicado la economía española; mientras que mantengamos a un turismo que es el que nos trae divisas, y nuestras exportaciones agrícolas, cada vez más amenazadas por un mundo agrícola tremendamente globalizado y unas cadenas logísticas cada vez mejores, atención que aquí ya comemos más piña, banana americana, melones brasileños, aguacates mejicanos y mangos sudamericanos que albaricoques españoles; mientras que mantengamos esta ficción de que hay un boom inmobiliario, todos estaremos contentos.

Pero la fechoría cometida es un signo de los tiempos.


Comparte esta página en Facebook

 

DÉJENOS SU OPINIÓN O COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTICIA, SI DESEA QUE SE LE CONTESTE DIGALO EN EL TEXTO Y PONGA SUS DATOS SI NO LA OPINION ES ANONIMA Y NO PODEMOS CONTESTARLE. RECUERDE SI NO PONE SU EMAIL O DATOS COMO NOMBRE Y TELEFONO SU RESPUESTA ES ANONIMA.

SI DESEA EL ANONIMATO NO SE IDENTIFIQUE. SI DESEA RESPUESTA ENTONCES PONGA SUS DATOS.

Mensaje


LAS MAS LEIDAS DE LA HEMEROTECA.

  NOW IN ENGLISH
THE WEB OF THE DECISION MAKERS

REVISTA TRANSPORTE Y LOGÍSTICA - 09/05/2017
Creciente escasez de contenedores frigoríficos.

REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 08/05/2017 
El Índice Mundial de Contenedores sube un 13%.



Política de Protección de Datos

© Premium Difusión España S.L.
C/Algabeño 53 / 28043 Madrid / Tel: 91 721 89 52 / Email:suscripciones@logisticaytransporte.es /
CIF B-83847467 / Reg. Merc. Madrid, tomo 6012, folio 44./